El placer de la abstinencia – 7b+(260mts)

Llegamos a Santa Elena de Wairén después de 30 horas de viaje en autobus y bastante preocupados a pesar de todo, ya que no habíamos conseguido resolver el tema del efectivo. Nuestra sorpresa fue muy grata cuando al llegar descubrimos que Santa Elena se encontraba sólamente a 15 km de Brasil, asi que con esas decidimos invertir un día en entrar en el gran coloso sudamericano para poder sacar dinero alli y regresar el mismo día para cambiarlo en el mercado negro. ¡Funcionó! Ahora éramos el doble de ricos o la mitad de pobres, según se mire. Aprovechamos para comprar cuerdas, toldos plásticos y algo muy importante en la selva… un buen par de machetes! Alli es todo más barato, sin duda alguna una buena opción para comprar también la comida del viaje. El día 17 salimos del aeródromo con destino a la comunidad de Yunek, la más cercana al Acopan. El vuelo en aquella cesna fue increible. Embutidos como sardinas en lata, rodeados de petates llenos de cuerdas, mosquetones, avena y legumbres. Calculo que sólo en comida llevaríamos bastante más de 80 Kgs. El viaje duro aproximadamente unos 40 min, entre sabana y selva los colores eran asombrosos. Llegamos a Yunek asombrados por haber visto desde el aire lo que en unos pocos días escalaríamos desde el suelo. Un gran tepui, bastante irregular en contorno, pero por ello lleno de cascadas y saltos de agua. Nada más bajarnos de la avioneta conocimos a Leonardo y a su hermano. El suele ser el indigena que se queda con los escaladores en el campo base para mayor seguridad de los mismos. Recordemos que la Gran Sabana se encuentra pegadita al estado Amazonas y aunque aqui la selva no es como allí, desde luego no es un sitio en el que ninguno de nosotros nos sintamos como en casa. Aqui hasta las hormigas son peligrosas, por no hablar de arañas, culebras, escorpiones, mosquitos, etc…
Ibamos cargaditos de repelentes y productos varios pero la verdad es que aqui lo único que los mantiene alejados es un buen fuego echando humo. Resumiendo, lo acostumbrado para la comunidad es recibir una pequeña ayuda por parte de los escaladores o biologos que se acercan a este fantástico lugar. Dinero que se utiliza y administra para fines comunitarios como escuela, hidrobombas, etc… Nosotros, expedición autofinanciada y muy modestamente, habiamos decidido ya lo que ibamos a dejar alli. A pesar de que no les pareció para nada suficiente, no tenían mucho que hacer ya que no había más. Estan mal acostumbrados padeciendo una de las grandes enfermedades de la civilización, el capital. Por otro lado algo muy normal, ya que la gente que viene por aqui suelen ser profesionales del tema o biologos que vienen a grabar videos o buscar especies endémicas y este tipo de expediciones vienen subvencionadas hasta las orejas. Dejan lo que haga falta o lo que pidan. A pesar de la escasa recaudación se animaron a ayudar a la hora de hacer el porteo, y ¡Qué bién que vino! El campo base esta a unas 3 horas de la comunidad y habríamos tardado más de un día en llevarlo todo. Como contrapartida nadie se quedó con nosotros en el campo base y en un principio la idea era del todo tranquilizadora. El campo base estaba bastante mejor de lo que creíamos contanto con una estructura casi completa hecha de troncos, palos, caños y fibras de todo tipo. Sólo tuvimos que rematarla, arreglar algún que otro detalle y amarrar la lona plástica al techo para los futuros aguaceros. Nos instalamos organizando la comida y el material y preparamos el equipo para la primera ruta… Jardineros de grandes paredes – 7a – 220 mts Esta ruta fue abierta por Ivan el año pasado y discurre por la cara norte de la pared partiendo de la zona más oeste y moviendose siempre hacia el este buscando las numerosas repisas que en ella se encuentran. El grado medio rondará el 6b+ con un largo de 7a que es muy a bloque, un paso largo que me toco sacar a mi, gracias a mi pequeña facilidad para ese tipo de movimientos jejeje. En fin, una vía muy recomendable para abrir el apetito, muy bien equipada y segura. La roca del Acopan es arenisca y puede tener una gama muy amplia de colores. El rojo suele ser medio, buena sólo a veces. El naranja suele ser excelente, dura como el granito. El negro suele darse por la caída de agua, haciendo que la roca se parta y sea muy peligrosa la escalada. Suelen darse agrupaciones de estratos, creando numerosas fisuras horizontales y dando un caracter muy plaquero a la escalada, a pesar de seguir siendo tradicional. Suelen ser largos verticales, con resaltes y numerosos techos. A pesar de la información de Iván, no contábamos con ningún croquis de las vías que hicimos. Únicamente sabíamos dónde más o menos se ubicaba cada una y su grado medio aproximado. Espero con este extenso artículo fomentar y en la medida de lo posible facilitar el acceso a la información necesaria. Los croquis en zonas tan desamparadas como esta pueden ser de gran ayuda, pudiendo incluso evitar algún accidente asi que espero subirlos rápido para que esten a disposición de todos vosotros. Ruta Italiana – 6c – 180 mts Después de unos días de descanso estabamos con ganas de nuevo para volver a la carga. Cómo no teniamos croquis pero si indicaciones decidimos meternos en la via ‘Italiana’. Una fisura atractiva desde abajo pero que acaba convirtiendose en una peligrosa chimenea llena de bloques sueltos por todos lados y con un historial no muy tentador… un accidente durante su apertura la dejo a medio terminar y otro hacia unos meses en el que un italiano se partió las dos piernas. Algo no muy bueno por aqui… A pesar de todo esto decidimos meternos ya que la linea era evidente y no habia perdida en cuanto a las reuniones.
Los primeros 2 largos a mi gusto tenian una alta exposisción pero eran muy técnicos y bonitos de escalar. Hasta 6c. Luego habia un tramo de chimenea con bloques sueltos que me tuve que dar yo, y no habria querido de haberlo sabido. Lo evite saliendome a unas placas a la izquierda de la chimenea. Por ahi era buena roca. Los ultimos dos largos eran perfectos, arenisca anaranjada con cantos planos , regletas romas y pasos tecnicos de placa. Perfectos.
En el primero de estos dos largos tuvimos la des/afortuanada visión de dónde habia sido el accidente en cuestión ya que estaba completamente montado hasta el lugar de la caída. Asi que recuperamos 3 friends, 4 cintas express y cordinos varios. Un tesoro que consigue arrancarle una sonrisa a cualquiera pero que dura poco al recordar o mas bien intuir lo que paso. No molaba nada esa idea.
Nuestra pequeña joya… ‘El placer de la abstinencia’ – 7b+ – 260 mts
Calmada ya la sed de escalada nos dispusimos a buscar una línea para poder equipar algo nosotros. Yo no tenía nada de equipo para eso, pero Sarah y Omar si venían con esas intenciones y algo preparados para ello, aunque al igual que yo, era su primera apertura en una gran pared. Teníamos 22 bolts, 10 clavos variados, burilador, 100 mts de estática, 140 de dinámica (2*70), un rack bastante bueno pero con apenas un juego de microfriends (y alli es muy muy recomendable llevar por lo menos dos juegos de estos) y lo mas importante, un tepui enorme con tan sólo 4 vías abiertas. El primer objetivo fue intentar acercarnos a un diedro muy evidente a la izquiera de la cara norte del tepui. Justo a la izaquierda de este diedro cae una bonita cascada que calculo tendra al menos 120 mts. Llegar hasta la base no fue nada facil, teniendo en cuenta que a esa altura de la pared, la selva llega hasta la base. Tuvimos que acercarnos por el camino normal del resto de las rutas hasta la base y de ahi ir recorriendo paralelos a la misma hasta llegar a pie de via. Fueron como 2 horas desde la base de la pared y desde luego un poco arriesgadas, rompiendo ramas y todo lo que nos encontrábamos a nuestro paso para dejar medio abierta una pequeña senda. De nada sirvió, pero algo pudimos apreciar. La línea era magnifica pero necesitaba un gran trabajo de equipación ya que con los prismáticos se veían pocos lugares dónde poder ir protegiendo. Tendríamos que haber tenido un taladro y muchisimos mas bolts para poder subir por alli además de un par de guadañas para la gran poda.
Nos quedamos algo desencantados pero teníamos otro objetivo en mente, una extension del tepui en su cara oeste que parecia tener muchos tramos de roca anaranjada. Con esa idea nos fuimos a la cama y al día siguiente subimos a ver q tal. Despues de mucho esfuerzo hasta llegar a pie de via o mas o menos cerca, Omar y yo nos quedamos absortos fumando puchos y viendo por donde podría ir. Era super evidente y aunque parecía tener unos tramos hyperplaqueros y lisos (sin fisuras donde proteger) la línea era buenisima. Ya veriamos como resolver el tema plaqueril, quizas con mucho bolt o ya se vería como…
A los dos días estabamos ya a pie de vía con todo el equipo y unas ganas locas por ver que iba a pasar con esos tramos. Ese día equipamos los primeros 75 mts y colocamos una cuerda estática para subir los petates.
A mitad de la ruta más o menos habia un especie de buitreras y parecía que podíamos dormir alli asi que decidimos no subirlo todo hasta llegar alli y luego ya veríamos. De momento ibamos avanzando poco a poco. Cada día teníamos que andar las 2 horas hasta la base de la pared, jumarear hasta la reunion y escalar un par de largos. Siempre lo mismo… un poco cansado la verdad, pero ibamos avanzando sin ningún obstaculo y nos estabamos poniendo bastante a tono con tanto trabajo.
Los tramos de placa lisa resultaron ser de excelente calidad. Fisuras pequeñas y largos de 35 mts de 6c+ en los que el friend más grande que entraba era un cam del 0.5. Placa tecnica, sobre roca dura, adherente y simplemente perfecta. Eran muy disfrutones. Llegamos por fin a las buitreras y decidimos que era suficiente para dormir asi que nos dimos un dia de descanso para reunir fuerzas. En dos días ibamos a llevar todo hasta alli, comida y agua para 2-3 dias y todo el equipo. De momento la cuerda fija ya estaba puesta hasta la buitrera.
Dos días despues subimos y equipamos toda la ruta pasando un total de 3 noches en la pared. Nos quedamos sin agua y por supuesto sin comida. Debido a ello el nombre empezó a cobrar sentido… ‘El placer de la Abstiencia’. Los largos que venían a continuación de las buitreras nos habían parecido fáciles desde abajo pero resultaron ser los mas duros de la via siendo dos de ellos de septimo alto. A excepción de las reuniones y de 3 bolts colocados para proteger correctamente caídas no muy buenas el resto de la vía es totalmente autoprotegible y de una calidad excepcional. No es porque sea nuestra si no porque parecía estar hecha para escalar, nada rebuscada y muy lógica.
El día 1/05/2007 hicimos cumbre en el Acopán por nuestra propia via. Todo el día se mantuvo seco y bueno a excepción de la hora que estuvimos en la cumbre martilleando, en la cual no paró de llover y llover.
En definitiva bajamos maravillados con nuestro trabajo ya que ademas de estar bien hecho era tremendamente divertida. Los largos quedaron 6b/6b/6a+/6c+/6b+/7b/7b+/6a. Una vez terminada la ruta bajamos al campamento base muertos de hambre y sed y descansamos alli dos días. Todavía teníamos que volver para bajar equipo y hacer algunas fotos. A pesar de que tuvimos mucha suerte con el buen tiempo, la última semana no dió tregua, y es que habíamos llegado en plena estación húmeda y alli cuando llueve, llueve de verdad. Como dice Leonardo… en época seca… llueve todos los días en época de lluvias… llueve todo el día Debido a este cambio repentino en el tiempo, no pudimos volver a hacer cumbre y sólo pudimos hacer fotos de 6 primeros largos. Los dos últimos estaban todavía mojados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s