Aprendiz de chapero.. a la saca!

aprendiz roger

Empezando la delicada travesía. Pulgares al poder!

A veces la inquietud personal y la curiosidad hacen que pongamos los ojos en algo desapercibido para el resto. Un proceso de búsqueda en el que la creatividad personal y las ganas de explorar lo inexplorado se juntan, y en el que conseguimos sacar lo mejor de nosotros mismos. Ha llovido mucho desde que visualicé una de esas líneas que te quitan el hipo. Una bonita arista que te hace apretar los dientes desde la segunda chapa hasta la última. 25 metros de verticalidad sobre canto muy pequeño y en la que tuve que invertir muchos pegues hasta conseguir únicamente sacar los pasos.. (otra cosa muy diferente sería enlazarlos sin caer)

A punto de conseguir hacerla, me puse a opositar, y el proyecto se quedó en el tintero… hasta hoy! Sin haberla probado en años, me decido a ponerle las cintas con una dolor de espalda terrible, y sorprendentemente, hago todos los pasos rapidísimo, de chapa a chapa. Al bajar, lo primero que pienso es en por qué no la he desmontado.. me duele la espalda y no tengo piel! Pero hoy con la luna llena, se alinearon los astros, y me vi confiado. Pensé..venga, otro peguecito más para matizar..

Empiezo a escalar, sin nervios ni pretensiones, que es cuando consigues sacar lo mejor de ti mismo, y de repente, todo fluye. Donde antes ni me quedaba colgado, ahora consigo hasta reposar para recuperar calor y sensibilidad en los dedos. Estoy tan concentrado, que después de una travesía muy tensa, me salto una chapa.. no por que no pudiera (metes un empotre de rodilla perfecto, sueltas manos!! donde se ha visto eso en la pedra?) si no porque estaba inspirado, concentrado exclusivamente en escalar, sin miedos, sin nervios.. sólo me preocupaba ejecutar de manera precisa cada uno de los movimientos hasta llegar al reposo.

Ha sido un momento mágico. Un cierre de ciclo, de inicio a fin. Una sensación única a brotado en mi cuando he visto que la hacia, y me ha acompañado unos metros más hasta la cadena, entre gritos de júbilo y alegría. En el fondo, es algo intrascendente y efímero, no hay nada especial en subirse a una piedra.. pero el camino que recorremos y el proceso de aprendizaje lo hace mágico y único para cada uno de nosotros. Esto es lo que hace que escalar sea algo más que una mera actividad para alguno de nosotros, es algo que llevamos muy dentro, es nuestro propio camino..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s